Viene de α04

Meses antes, tratando de no repetirse en cuanto a la exposición de su plan, Ferdinand Fernfeld se esforzaba a conciencia para lograr convencer a sus compañeros (ninguno de ellos usó alguna vez el término “ex …”) de que se sumaran a la investigación.
El significado de inmediato era compartido por el interlocutor de turno: Las diversas entrevistas cara a cara -Ferdinand nunca anticipó el objetivo de sus reuniones por adelantado- iban arrojando, una a una, las aceptaciones francas y de rigor. Si América, y en especial Argentina, podían llegar a ser el inicio de una nueva era en el desarrollo del espíritu humano, ninguno iba a perderse la oportunidad de participar. Pero la nueva era, en realidad, iba a tener unos antecedentes que se remontaban a, por lo menos, ochocientos años atrás.

Anuncios